VAMOS A CONTAR MENTIRAS, TRALARÁ

No hay cosa que más nos saque de nuestras casillas, a los que nos dedicamos a esto del medio ambiente, que el hecho de que se banalice o se utilice de forma torticera, inexacta o deliberadamente errónea un dato, una idea, o un hecho ambiental, para vender un producto o dar una imagen que no se corresponde con la realidad.

Es lo que se suele denominar como Greenwashing, un fenómeno del que ya os hablé en su día en el Blog, y que presenta otras variantes como el Astroturfing, el bluewashing o incluso el Deep Greenwashing que practican algunos lobbies. Tampoco quiero extenderme, porque suficiente lo hice ya en su día.

Soy consciente de que en muchas ocasiones estas prácticas son involuntarias, movidas incluso por la buena voluntad de quien quiere hacer algo que tenga que ver con eso que llaman "medio ambiente", y causadas por un desconocimiento profundo de los temas que se abordan. También soy conocedor de otras ocasiones, en la que, al considerar que el fin es objetivamente mejor, da igual que el medio usado, en este caso el medio ambiente, sea claramente fraudulento. Y también sé que en algunas otras ocasiones, estas prácticas directamente esconden un uso claramente malintencionado.

Sea como sea, el Greenwashing es, para quien suscribe, una práctica que hay que airear e intentar desterrar de nuestro sistema. Esta es precisamente la razón por la que os propongo el siguiente artículo abierto. Un medio público para que, todos los que nos interesamos por la defensa real del medio ambiente, podamos ir de forma progresiva denunciando aquellos casos fragantes de Greenwashing, consiguiendo que el post evolucione con fotos, videos, enlaces y vuestros propios comentarios u observaciones.

Os propongo también un juego. Os invito a que en la sección de comentarios, o a través del correo electrónico si no queréis hacerlo público, puntuéis aquellos casos que os parezcan más escandalosos de los aquí expuestos. Desde el "10" (como el caso más escandaloso) hasta el "1" (como el menos). Yo prometo ir actualizando el ranking para ver quién es el que gana de todos estos casos que ponemos en la palestra.

_______________________________________________________________

CASO 1: EL TETRABRICK VERDE.
PUNTUACION: 8,6 (5 votos)


Comenzamos con este ejemplo, fundamentalmente porque fue el originario de este post, a raíz de compartirlo en las redes en las navidades de 2017, y recibir multitud de comentarios muy interesante en Facebook. Justo es pues que el germen de la idea de inicio al post.
Se trata de un cartón de leche, con un lema plagado de detalles que le hacen candidato a uno de los Greenwashing más completos.

En primer lugar todo en tonos verdes, que ya sabemos lo evocadores que son de temas ecológicos.

En segundo lugar el brick que arroja como sombra la de un árbol, pretendiendo identificarlo con la naturaleza y los bosques.

Por otro lado, la utilización de la palabra "renovable" para definir un brick es, cuando menos, curiosa. Ni el plástico (20,6%) ni el aluminio (4,9%), que forman el brick en más de un 25% en peso son materiales renovables, por lo que el envase en si no podría definirse como renovable.

Los envases de brick además están formados por cinco capas de cartón (hecho de materias vírgenes), aluminio y plástico, lo que lo hace complejo de reciclar en su totalidad, existiendo pocas plantas que garanticen el 100% de su reciclaje. Si a eso añadimos que los sistemas SIG para envases no son tan eficientes como nos gustaría (un tema para tratar aparte), nos daremos cuenta que ni siquiera podemos considerar que estos envases sean reciclables al 100%.

Por otro lado, aunque consiguiésemos reciclarlos al 100% su reciclaje se consideraría "downcycling" para muchos de sus componentes, pues las fracciones obtenidas se pueden utilizar pero en la mayor parte en aplicaciones de menor valor y de forma limitada.

_______________________________________________________________

CASO 2: LAS EMISIONES DE ECOEMBES.
PUNTUACION: 9,2 (6 votos)



Si señores, las empresas que se dedican al medio ambiente también hacen Greenwashing. Y en muchos casos, dado su control de los conceptos ambientales y su supuesta vocación en el sector, casi es un Greenwashing más peligroso. Prueba de ello es la campaña que Ecoembes inició en pleno apoteosis de las superaciones de contaminantes en las ciudades con el lema "Recicla y Respira", donde su idea objetivo dice literalmente que "por cada seis latas que reciclas contrarrestas 10 minutos de tubo de escape."

Lo primero que llama la atención es que da lo mismo lo que recicles, el secreto es el número de la bestia: El "6". Lo mismo da 6 latas de aluminio, que 6 botellas de plástico, que también se puede ver en otro anuncio, ya que todo ello consigue contrarrestar 10 minutos de un tubo de escape, de vete a saber qué vehículo, pues tampoco se dice. Está claro que si la campaña se apoya en un Análisis de Ciclo de Vida, muy serio no debe ser.

Los medios usados para la campaña están plagados de efectos perversos. Mezcla de imágenes de Barcelona con carreteras y ciudades chinas plagadas de contaminación, un humo de chimenea que tras reciclar una lata se mete de nuevo a la chimenea. Imágenes retocadas en la cartelería para que parezcan ciudades españolas contaminadas cuando son ciudades chinas como Jianguo, tal y como nos descubrió en su día Alberto. Hablar de contaminación urbana y rural señalando en un mapa comunidades autónomas enteras, y un largo etcétera.

Pero es que además el mensaje en sí es una absoluta mentira. Reciclar envases no ayuda a contrarrestar diez minutos del tubo de escape de un coche. Recicles lo que recicles seguirá habiendo coches en la ciudad y seguirán emitiendo lo mismo. Por otro lado, las emisiones de un coche o de una fábrica de envases son distintas en todos los sentidos, tanto en composición como en lugar de generación o en punto de afección. Los primeros (los coches) generan las emisiones en el entorno urbano y al nivel de suelo, afectando a la misma capa de aire en la que desarrollamos la actividad los ciudadanos. Los segundos (las fábricas) desarrollan su actividad generalmente fuera del entorno urbano y deben garantizar por ley una dispersión de sus emisiones tal que evite la afección a poblaciones.

_______________________________________________________________

CASO 3: PUESTOS A COMPARAR, MEJOR EL AGUA DEL GRIFO.
PUNTUACION: 8,2 (4 votos)



Compartido por Spitagorgorita en Facebook, y con independencia a la discusión sobre si es mejor un envase de brick o cualquier otro como el vidrio o el plástico, el uso que esta nueva empresa hace del brick para el envasado de agua de manantial sobrepasa también la delgada línea de fomentar el medio ambiente y convertirlo en Greenwashing, haciendo de la venta ambiental algo descaradamente inexacto.

En relación a lo renovable del envase y a su capacidad de reciclaje, ya hemos hablado antes en el primer ejemplo, así que no vamos a ahondar. Sería interesante que la empresa aportase un Análisis de Ciclo de Vida serio y formal para afirmar que el brick es la solución más sostenible en todos los sentidos, y no solo en lo relativo a la huella de carbono. ¿Por qué no hablamos de la huella del agua, o la huella ecológica del envase?. Es más, ¿por qué no hablamos de la huella ecológica de la propuesta de envasar agua, en sí misma, frente a otras alternativas como el agua del grifo?

Por otro lado, entre "más sostenible" y "sostenible" hay una diferencia sustancial, y el envase de brick ni es totalmente renovable, ni siquiera reciclable, y no puede contrarrestar su impacto sólo con la acción de plantar árboles. ¿qué ocurre con los envases que no se reciclan? ¿y con el plástico y el aluminio del envase y su impacto ambiental?

Por cierto, y más allá de la promoción "ambiental" del envase. ¿Es realmente el agua mineral más "pura" y "natural" que el agua del grifo?. Entiendo por tanto que tendrá un menor contenido en sales, y una menor radiactividad que el agua de grifo, entre otros claros beneficios. ¿No?.

Por otro lado, y puestos a hablar de la huella de carbono, que parece ser la razón por la que esta empresa ha seleccionado esta forma de envasado, algo que en un principio me podría parecer muy respetable si no se usase indiscriminadamente para la venta de las supuestas bondades ambientales del producto, lo suyo sería que demostrase su compromiso de una manera desde luego más oficial. Y en la web hoy por hoy se echan de menos, y mucho, sellos como el que establece el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para registrar la huella en actuaciones de control, reducción y compensación.

Por último, debo interpretar, por las conclusiones que podemos ver que adoptan las empresas que viven del brick (tanto fabricantes como consumidores de este envase), y vistos los ejemplos de Greenwashing que se ofrecen, que el día que la industria del vidrio se ponga a compensar sus emisiones de CO2 de una forma seria, más allá del reciclaje, se pasarán todas al vidrio. ¿no?

_______________________________________________________________

CASO 4: COMPRATE UN COCHE Y MARTIRIZA UNA PLANTA.
PUNTUACION: 10 (5 votos)



Campaña de primeros de 2018 de Ford con gran presencia en las redes sociales. En esta ocasión lo que nos propone la marca de coches es un utensilio llamado Ford ESUS que confiesa "pensado para quien conduce el coche", y que básicamente consiste en una planta encapsulada con un sistema WiFi que permite su riego cuando detecta que has salido con tu Ford Ecosport camino a la montaña, vendiéndolo como "El primer dispositivo pensado para mantener el equilibrio entre ciudad y naturaleza".

Más de uno de los que leen habitualmente este blog estará alucinando ya solo con la descripción de la propuesta, pero analicemos con calma e imparcialidad por qué podemos considerar "greenwashing" esta propuesta de la marca de coches.

En primer lugar llama la atención el lema principal para la venta de este producto "Porque la naturaleza te necesita igual que tú la necesitas a ella", motivo por el cual la marca de coches te propone encarcelar una planta que se regará sólo cuando tú cojas tu coche y te pongas dirección a la naturaleza. Cabe pensar en qué punto la propuesta de Ford puede beneficiar en algo a la naturaleza o al propio usuario, pero la verdad es que yo no encuentro ningún beneficio.
  • En primer lugar, y si aplicamos la lógica del anuncio, o coges el coche habitualmente para ir al campo o la planta morirá en breves, algo que desde luego no es beneficioso ni para la naturaleza ni para el usuario.

  • Por otro lado, coger el coche cada tres o cuatro días para ir al campo (salvo que te pille muy., pero que muy cerca) ambientalmente tiene un mayor impacto que el hecho de que riegues una planta minúscula en un jarrón, por lo que la naturaleza sigue perdiendo. Que tampoco es que gane el usuario si tiene que coger el coche para regar una planta.

  • Y tampoco pensemos que se trata de un coche eléctrico o híbrido. El apelativo "Eco" no viene de eso, sino de su motor, y entiendo que vendrá de "económico", pues las versiones que vende esta marca de coches tienen unas emisiones que están entre 115 y 149 gr/km de CO2. Eso sí, se trata de una emisión más que suficiente para mantener una planta como la que te venden.(nótese la fina ironía).
_______________________________________________________________

CASO 5: AGUA FIJI - UN CLÁSICO DEL GREENWASHING.
PUNTUACION: 8,2 (4 votos)



El agua FIJI siempre ha sido un clásico del Greenwashing, y ampliamente utilizado como ejemplo en muchos post, incluido el mío, cuando en 2014 ya comentaba uno de sus carteles donde mencionaban que "Every drop is green" (cada gota es verde), o que su producto era "The world's first carbon negative bottled water" (la primera agua embotellada del mundo con huella de carbono negativa), junto a una fotografía de un envase de plástico con colorines verdes.

Si bien es cierto que este greenwashing descarado, con frases como las que ponían en sus carteles, ha desaparecido de la publicidad de FIJI, el uso que siguen haciendo del medio ambiente para su publicidad es descarado. El video promocional de la marca es un claro ejemplo de ello. Ver cómo la forma de la botella de FIJI (de plástico) va cambiando la contaminación de las ciudades, de las chimeneas, de los aviones, o una bolsa de plástico que vuela, por playas vírgenes, montañas, o el vuelo de pájaros y mariposas, es para muchos de los que nos dedicamos a esto un greenwashing descarado, pues dudo mucho que precisamente una embotelladora de agua en envases de plástico permita alcanzar esas idílicas imágenes que vende.
_______________________________________________________________

CASO 6: NACIDO PARA EL GREENWASHING.
PUNTUACION: 8.2 (4 votos)


Photo by Theimpulsivebuy
---
De vez en cuando te encuentras con marcas que directamente han nacido para hacer Greenwashing. Esta marca americana en concreto, nació denominándose "Green Works" (algo así como, "lo verde funciona"), entiendo que porque el nombre de su matriz "Clorox" no debía de sonar igual de bien para promocionar productos que supuestamente son naturales.

El producto que aparece en la foto (ejemplo concreto de la gama que vende la marca) se vende, como el resto de productos de esta línea, como un producto con un porcentaje del "97% de derivados naturales", aunque habría que discutir sobre este término y lo que cada uno entiende como "derivado de la naturaleza". Si somos realistas todos los productos provienen de la naturaleza, una vez bien procesados, sintetizados y depurados.

En este caso, además de colorantes poliméricos solubles en agua, fragancias cuya compleja composición se ofrece en listas aparte para usos genéricos con cientos de productos, sosa cáustica o lejía, la metilisotiazolinona, que es un biocida y además alérgeno conocido asociado a la sensibilización de la piel, el producto trae también consigo sales potásicas de distinto tipo, y diversos glucósidos, que no son más que tensioactivos de origen vegetal, entre otros compuestos.

Nada sabemos, eso sí, del volumen crítico de dilución del producto y por tanto de su toxicidad para los organismos acuáticos. Ni de su biodegradabilidad. Ni de los porcentajes de componentes perniciosos como los colorantes o perfumes vistos en el punto anterior, y que en Europa no deberían superar el 0.01% en peso para poder ser considerados "Ecológicos". Tampoco sabemos cuánto biocida incorpora en su formulación el producto, ni cuantos compuestos orgánicos volátiles (el producto trae alcohol etílico en su formulación, pero no dice cuanto).

Y todo eso sin tener en cuenta criterios como el origen de los "extractos naturales" y la sostenibilidad del mismo, o el tipo de embalaje usado y su impacto ambiental a lo largo de todo el ciclo de vida.
_______________________________________________________________

CASO 7: EL POLÍTICO ECOLOGISTA.
PUNTUACION: 9 (2 votos)



El medio ambiente vende, y vende mucho, pero también sirve para comprar votos, y eso lo saben a la perfección nuestros políticos. De hecho, es habitual ver hablar a más de un político, haciéndose propaganda y colgándose medallas en temas que ni conoce, ni se han molestado en conocer previamente, y lo que es más grave, temas que en realidad no le importan absolutamente nada. Aplicado al medio ambiente, es lo que podríamos llamar el "greenwashing político".

En este punto es habitual que el político de turno, en su afán de ganar voto verde, y haciendo gala de una sonrojante ausencia de cultura ambiental básica, suela "tirarse al ruedo", actuando y haciendo declaraciones descaradas sin reparar en lo vergonzoso de su falta absoluta de conocimiento. La actuación puede llegar a límites insospechados para la vergüenza ajena, y el video que nos ocupa puede ser un claro ejemplo de esto.

En el video podemos ver a un político gallego, antiguo Consejero de Medio Ambiente, denunciar la situación ambiental del río Sar, y acto seguido, en su afán por figurar en cámara, podemos ver como aplica de una forma muy curiosa el concepto de "economía circular" al residuo: Escarba en el lodo, retira el plástico o trapo de turno, y lo devuelve al cauce del que vino, de forma que pueda volver a depositarse en otro punto de la ribera. (Lo digo por darle un toque de humor).
_______________________________________________________________

CASO 8: UN COCODRILO MÁS VERDE QUE NUNCA.
PUNTUACION: 9,5 (2 votos)





La moda no podía faltar en este ranking sobre greenwashing. Y en esta ocasión es Lacoste la marca que se postula como una candidata clara al mismo gracias a su última campaña, que entraría a ilustrar perfectamente lo que en su momento definimos como "astroturfing".

Y es que, como todos los que nos dedicamos a esto sabemos, y tal y como ya comenté en algunos post como "Ser Eco-fashion está de moda", el mercado textil y de accesorios no es precisamente uno de los más respetuosos y responsables ambientalmente hablando. La fabricación, uso y posterior desechado de nuestras prendas presenta un elevado impacto ambiental a lo largo de todo su ciclo de vida:
  • Durante su fabricación muchas marcas eligen externalizar su producción a terceros países en los que la mano de obra es más barata, y los requisitos ambientales menos estrictos. Famosas son las denuncias que de forma recurrente organizaciones ecologistas hacen sobre el vertido de sustancias tóxicas o el uso de productos como el nonilfenol etoxilato (NPE)

  • Durante su uso muchas prendas requieren de grandes cantidades de agua y energía para su mantenimiento. Las huellas hídricas y de carbono asociadas a las prendas de vestir son más que representativas del coste ambiental que supone vestirse hoy en día.

  • Una vez vendidas, pocas son las marcas que se interesan por la duración y el destino final de sus prendas, que mayoritariamente acaban engrosando la masa de residuos de nuestros vertederos. El cierre de ciclo para muchos de los gigantes de la moda aún no existe.

Pero cuando en vez de controlar, evaluar y mejorar tu impacto ambiental, haciéndolo de una forma transparente, y caminando hacia una mayor sostenibilidad de tu producto en todo su ciclo de vida, aprovechas el tirón de las especies en extinción y de programas internacionales como el "Save Our Species", para adquirir una imagen ambientalmente amigable, mediante su promoción con una campaña como esta, incurres en un tipo de greenwashing que hace que merezcas un puesto en este ranking. ¿Qué opináis vosotros?
_______________________________________________________________

CASO 9:EL PRIMER SERVILLETERO VERDE.
PUNTUACION: 7,5 (2 votos)



Ir a un bar a tomarte una cervecita con los compañeros y encontrarte este tipo de joyas del greenwashing hace que a cualquiera se le revuelva la tapa en el estómago. Justo lo que le pasó a mi colega @chobalmartinez cuando al sentarse a tomar algo descubre que en su servilletero encuentra esta sugerente frase "Una servilleta. Cada vez. Mejor para el medio ambiente". La frase viene acompañada del logotipo de Tork (un fabricante de servilletas) que es el que ofrece la aplicación para que el bar se pueda descargar este tipo de joyas para incluir en su servilletero.

Quiero pensar que lo que querían indicar en el envase es que el uso de una sóla servilleta cada vez que necesites limpiarte es mejor para el medio ambiente. Pero al final la frase queda desvirtuada de tal manera que casi parece que nos invitan a limpiarnos constantemente. Por otro lado, el indicativo sobre un mayor o menor uso de las servilletas, a quien beneficia claramente es al hostelero, que usa el medio ambiente como una forma de evitar que sus comensales usen sus servilletas sin conocimiento.Al medio ambiente lo que realmente le beneficiaría es que el hostelero recogiese luego las servilletas, las segregase y las mandase a reciclar, o mejor aún, que invitase a sus comensales a lavarse las manos en lugar de usar servilletas.

Personalmente, a mi lo que más me preocupa de este caso es comprobar que el greenwashing es algo que tenemos tristemente muy presente en nuestro día a día, algo tan cotidiano y normal que muchas veces puede pasarnos incluso desapercibido. Una costumbre esta, la de mentir y justificar usando el medio ambiente, que tenemos que luchar todos por desterrar de nuestras vidas.

¿Qué opináis vosotros? Gracias @chobalmartinez por compartir.
_______________________________________________________________

¿CONOCES ALGÚN CASO MÁS? ¿QUIERES COMPARTIR ALGÚN CASO DE GREENWASHING EN ESTE POST?

Mándame un mensaje al correo electrónico y lo analizamos juntos.

Comentarios

  1. Hola Fernando!
    Me encanta tu propuesta de sacar a la palestra todos estos timos que nos rodean y que juegan con la conciencia ambiental de las personas para obtener beneficios económicos. Como bien dices: “No hay cosa que más nos saque de nuestras casillas, a los que nos dedicamos a esto del medio ambiente…” A mí me pone negra!

    Esto del greenwashing ya viene de muy, muy atrás (aunque antes no lo denomináramos así). En cuanto empezó a surgir algo de conciencia ambiental en nuestra sociedad, empresas y políticos vieron rápidamente una oportunidad de oro para ampliar su mercado e incrementar sus beneficios. Y lejos de pararse estas prácticas tan sucias, lo cierto es que no hacen más que crecer y entenderse a multitud de ámbitos. Por eso me gusta esta iniciativa tuya. Ya basta de “utilizar el nombre de Medio Ambiente en vano”, porque el problema es serio.

    A mí se me ocurren multitud de variados ejemplos (de automoción, productos de limpieza, cadenas de supermercados, ..). Por hablar de alguno concreto y próximo a todos: El de todas las cadenas hoteleras (creo que no hay excepción) que desde hace muchos años, escudándose en lo importante que es proteger el medio ambiente, empezaron a poner cartelitos en los baños de sus habitaciones encomendando a los huéspedes que aprovecharan al máximo posible el uso de toallas para reducir el lavado de éstas y así ahorrar energía y agua. La medida está bien (y yo la práctico), pero ver que todas sus actuaciones en pro del Medio Ambiente se limiten a eso, deja bastante patente sus verdaderos intereses. Y otro caso muy notorio fue el de Volkswagen, que cuando estalló el escándalo ya rezaba en su web que “el compromiso con la sostenibilidad, el medio ambiente y la sociedad constituyen los valores principales de la responsabilidad social corporativa de Volkswagen-Audi España”… Flipante!. Y además aún siguen utilizando frases del estilo para vendernos su alta preocupación por el Medio Ambiente.

    Es muy triste que las empresas prefieran invertir dinero en publicidad engañosa en lugar de hacerlo en políticas verdaderas de protección ambiental.

    De los ejemplos que pones, todos me parecen igual de horribles, pero por elegir alguno, creo que mi máxima puntuación va para Ecoembes, porque es una organización auspiciada por el Estado y teóricamente “sin ánimo de lucro”… y esto ya me parece el colmo de los colmos. En este caso el consumidor no tiene opción de no comprar sus productos/servicios. Si te preocupas por reciclar tus envases estás supeditado a “alimentar a la bestia”.

    Saludos!
    Verónica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Verónica, por leerte el artículo, y sobretodo por dedicar un ratín a escribir unas palabras para alentar la iniciativa del Blog. Es un lujo encontrarse con gente que comparte inquietudes ambientales y que además lucha por defenderlas.

      Coincido al 100% con tus apreciaciones sobre el Greenwashing, práctica publicitaria de las más antiguas que puedan existir, así como en tu apreciación sobre el uso que hacen, yo creo que el 95% de las marcas de coches... Eso sí, me tendrás que reconocer que campaña como la de FORD pocas habrás visto de ese nivel ;-)

      La verdad es que todos los casos que me van mandando, o que encuentro y que cuelgo son de 10. Busco precisamente que sean super-impactantes, pero coincido en tu apreciación de Ecoembes, por lo dañino que es para nuestra imagen como profesionales..... Por cierto, que si quieres dar algún otro diez, o sumarle puntitos a alquien más, por mi parte encantado.... Mientras tanto, subo tu 10 a Ecoembes.

      Eliminar
    2. Entonces, que vaya un 10 para todos!... Porque abrazar la causa ambiental sólo por aumentar las ventas está muy feo!. Y aunque el caso 7 lo considero más una cuestión de "cazurrez" que de greenwashing (...demasiado nivel para este hombre! ツ), sólo por la verguenza ajena que me produce, por ser de mi tierra, se lo tiene también ganado.

      Eliminar
  2. Buenos días, caballero. Lo prometido es deuda y aquí estoy.
    Vayan por delante mis disculpas por ser el tocapelotas de turno, pero vengo a discutir la utilidad de tu denuncia, no así su razón y absoluta paridad con mi forma de pensar.
    ¿Por qué te discuto la utilidad de tu planteamiento? Pues por varios motivos. El primero porque tu público, entre los que me encuentro, es público agradecido y solemos estar de acuerdo contigo en un grado alto de porcentaje. Así que considero que nosotros somos un público burbuja que te arropa, pero no cumple la función para lo que haces este artículo. Es cierto que ahora será deber de los que estemos comprometidos con la idea el divulgarla para que termine llegando a ojos que sí tengan algo que decir sobre todo esto.

    Me voy al campo del marketing, y pienso ¿de verdad creemos que en la actualidad al público al que se dirige esta publicidad le afecta lo más mínimo que un profesional, de forma razonada y razonable, exponga los mejores argumentos que desmonten las campañas de publicidad engañosa, y dejarán de consumir esos productos por fraudulentos?

    Decía Verónica referente a Wolkswagen, copiando parte de su publicidad: “el compromiso con la sostenibilidad, el medio ambiente y la sociedad constituyen los valores principales de la responsabilidad social corporativa de Volkswagen-Audi España”… Flipante!. .......... Y sí, es flipante la publicidad pero lo es más el resultado de la compañía en el año en que pensaban que iban a caer en picado, o así debería ser por jetas, pero no mi querido amigo, en 2017 han batido récord de ventas vendiendo un 4,6% más que en 2016, alcanzando la cifra de 6.230.000 vehículos. Y no será porque el escándalo no ha dado la vuelta al mundo, no se ha hablado hasta la saciedad en todos los foros. y da lo mismo, la gente sigue consumiendo lo mismo o más de aquello que le demuestran que es un pufo medioambiental. Son vehículos, bajo mi punto de vista, extraordinarios en su calidad, pero sí es cierto que han mentido al público y a las instituciones sobre lo que venden como medioambientalmente excelente, pero da lo mismo.

    El común de los mortales no sabe si este u otro producto "realmente" es reciclable o su publicidad es mentira, les daría igual, pero sí sé que sondeando a amigos y familiares, me dicen que más del 70% de sus residuos urbanos son envases, y que están mosca porque intuyen que encarecen los precios y no aportan tanta seguridad como se vende, y ahí sí es dónde realmente al personal le mueven las entrañas, a través del bolsillo.

    Creo qué, si volviéramos a tiempos pasados en los que no primaba la ecología, sino el sentido común, avanzaríamos muchísimo más en este campo de forma indirecta. Aquello del casco de la cerveza, del vino de cristal retornable, obligatorio llevar bolsa a la compra, que ahora siguen siendo opcionales, los huevos en cucurucho de papel, los churros en rama de hinojo, descontar x por devolver los cascos, pagar el doble cuando lo rompías... Son ejemplos chorras, lo sé, pero quiero ilustrar la idea, no profundizar en todos los campos en los que se puede actuar. Sé también que estas soluciones darían pánico a los de los envases, pero como siempre cuando hay cambios porque algo se deja de hacer, se cambia o se sustituye, aparecen nuevos campos de actuación comercial e industrial que cubren el hueco.
    A lo mejor esto suena a pavada, a lo mejor es propio de mi edad y de una cierta nostalgia por volver a usar las neuronas que Dios no dio, en lugar de pensar con la cartera, con el móvil, con la imagen personal, con las redes sociales, con el marketing, a cuidar la casa en la que vivimos y que dejaremos a nuestros hijos...

    Pero bueno, es lunes y espero que me perdones tú y tus lectores, son divagaciones de uno que lleva 20 años peleando para hacer algo de verdad en este campo y que ve que falta seso y sentido común, y que sumándome a tu séquito de incondicionales en este y otros muchos temas, creo que te desgastas en una misión imposible. Que Dios nos proteja de nosotros mismos.

    Feliz día y feliz semana a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas Julio, de acuerdo con tu planteamiento, aunque lo vea algo derrotista. Es cierto que en muchas ocasiones los escándalos ambientales no hacen el daño que cabría esperar en una marca, pero entiendo que al revés si que les debe funcionar bien, cuando son tantos los que se esfuerzan en abanderar el medio ambiente.

      En cualquier caso, no podemos bajar los brazos, tenemos que seguir defendiendo lo que creemos que es justo y denunciando aquello que nos parezca una injusticia o un atropello, el día que perdamos esa esencia dejaremos de ser nosotros (y verás que lo digo en plural ;-)

      Buen día amigo !!!!

      Eliminar
  3. Gran trabajo y, por desgracia, muy incompleto. Uno de los casos más escandalosos fue cuando Gas Natural anunciaba en TV que el gas es una energía "ecológica". Si hay que puntuar, sin duda todos se merecen un 10 (sería injusto dar un 1 a alguno de ellos), pero si lo que pides es puntuar de un poco más fino para poder distinguir el grado de "escándalo", entonces el 10 para el número 4 y el número 8; el 9 va para el 2, 3 y 5; y un 8 para todos los demás.

    Vemos que muchos de los productos mencionados precisamente tienen plástico. Os dejamos este artículo sobre lo que el plástico está ocasionando:
    https://blogsostenible.wordpress.com/2018/05/04/comer-plastico-problemas-ambientales-salud/
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran artículo el recomendado, si bien viene de un blog también altamente recomendable y que yo personalmente sigo, como bien sabes.
      Hablando de anuncios yo recuerdo uno de REPSOL que hablaba de lo lejos que llegaban prospectando en la amazonía y en los mares del norte (en fin, qué tiempos aquellos). Por cierto, ¿qué te parece el cambio de nombre de gas natural.... ahora ya son una energía natural ;-)?
      Tomo nota de tus puntuaciones y las integro a la evolución del ranking... mil gracias por tomarte la molestia de ver todos... no terminas nunca con buen cuerpo viendo estas cosas.

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son siempre bienvenidos. Agrega aquí lo que desees en relación al artículo publicado.

Entradas populares de este blog

ALMACENANDO ENERGÍA (I): Guardando el calor.

El Greenwashing o cómo engañar con el medio ambiente.