La Revolución del ACERO VERDE

Los procesos productivos del acero presentan hoy en día uno de los mayores impactos ambientales que podemos encontrar en la atmosfera, esencialmente en la emisión de CO2 (que es el doble que producción de acero. (1Tm Acero = 2 Tm de CO2)

photo credit: kevin dooley via photopin cc
Este problema se agrava si tenemos en cuenta que la producción de acero, si bien de un modo más lento debido a la crisis mundial, continúa creciendo y llegará aproximadamente hasta los 1.455 millones de toneladas en 2013 (según previsiones del Worldsteel), siendo China el mayor productor y consumidor a la vez de este material.

Sin embargo los científicos del Massachusets Institute of Techonology (MIT) parece que han encontrado una interesante alternativa para la producción de acero, según un estudio publicado en la Revista Nature , que tiene las siguientes ventajas:

  1. Presenta un impacto ambiental mucho menor.
  2. Simplifica sustancialmente el proceso productivo.
  3. Presenta una viabilidad económica suficiente (incluso para su implantación a pequeña o mediana escala)
  4. Tiene un consumo energético menor.
  5. Produce un acero de mayor calidad que el convencional.
  6. La única emisión asociada es la producción de oxígeno (utilizable para otras aplicaciones)
El proceso se basa en la Electrólisis de Oxido Fundido ( MOE ), que es una técnica que permite la producción directa de metal en estado líquido a partir de la utilización del oxído de hierro como materia prima. 

Si bien la técnica electrometalúrgica no es nueva, el avance llevado a cabo por los investigadores del MIT se basa en encontrar un ánodo que resista el agotamiento y permita una evolución adecuada del oxígeno, lo que permite la producción de metal sin carbón de proceso. 

El nuevo ánodo, formado por aleaciones en base de cromo y hierro, se ha descubierto estable debido a la formación de una aleación sólida muy fina de Cromo III y óxidos de aluminio en la superficie que permite la conducción eléctrica y evita a su vez el ataque del oxígeno.

La propuesta es aún mas interesante si se tiene en cuenta que permite su adaptación para la producción de otros metales con ventajas similares a las encontradas para el acero.

Eso sí, habrá que ver si finalmente se convierte en una técnica viable comercialmente, debido al estado actual de los mercados, y más aún los de Gases de Efecto Invernadero, y sobretodo a ver su viabilidad técnica (en eso están sus investigadores) plasmada en la realidad del primer prototipo que traslade este experimento de laboratorio a la escala industrial.

Artículo en http://web.mit.edu/newsoffice/2013/steel-without-greenhouse-gas-emissions-0508.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ser ECO-Fashion esta de MODA.

Luchando contra molinos de viento.

Nuevas salidas para el Glicerol